domingo, noviembre 18, 2007

Poema de Antonio Orihuela


(AL FINAL DE LA COMIDA)

Al final de la comida
le he enseñado a mi madre
el libro de poemas
que acaban de publicarme.

La artritis de sus manos
apenas le deja mantenerlo abierto
y sus escasos años de escuela
recorren las palabras
como un niño que gatea
hasta hacer comprensibles mis versos.

Loca de contenta,
orgullosa de su hijo,
le lee un poema a mi padre
que la mira desde el sofá.

Cuanto termina,
levanta la cabeza
y ve a mi padre dormido.

Lo despierta
y vuelve a comenzar
hasta tres veces
la lectura...

Yo no digo palabra,
pienso en los amos de la fuerza de los humildes,
en el tiempo delicioso que les robaron,
en la lengua que apenas les dejaron para comer
y reproducirse,

en los profesionales del estilo,
en los críticos de las letras,

y en lo lejos que estará siempre
el pueblo sencillo y trabajador
de eso que llaman literatura.



Este poema pertenece al libro "Lo que piensa la ballena del arponero" de Antonio Orihuela. Lo podéis encontrar también en "Antología poética para una política de luciérnagas", de la editorial DELSATELITE.

5 comentarios:

kebrantaversos dijo...

te me vas al blog de ana cañamares y le das las gracias que ha puesto dos poemillas tuyos
otro abrazote
el kebran
(ana también es grande)
¿conseguiste su libro?
yo lo tengo encargado
el kebran

Lola García dijo...

El que tiene gusto tiene gusto.
Si es que...

Besos,

Lola.

Elena Bort dijo...

qué bueno...
me lo apunto en la lista de la compra, gracias!

Elena Bort dijo...

qué bueno...
me lo apunto en la lista de la compra, gracias!

Ana Pérez Cañamares dijo...

Uno de los poemas más emocionantes que he leído en mi vida.
Un beso