jueves, noviembre 20, 2008

Siempre andáis tocando los huevos


Yo no sé qué cojones pasa en este mundo, de verdad. No sé si es que la gente a veces es demasiado hija de puta o simplemente es que se aburren mucho y no saben hacer nada más que tocar los huevos a los demás. David González me confirma hoy que cierra sus blogs y que se retira de la literatura. Y todo porque todo este tiempo que lleva en este mundo no ha parado de recibir críticas sin razón, insultos, etc. No lo entiendo, de verdad, no puedo asimilar que la gente llegue a tener tanta maldad dentro como para sólo intentar hundir a los demás. Cada uno que se preocupe por su vida, y si te parece que la vida que llevas es una mierda pues trata de arreglarla y no de hundir la de otras personas que sí que están haciendo cosas útiles.
En fin, desde aquí todo mi apoyo a David, sabe que somos muchos los que le apoyamos y los que sentimos la perdida. Estaremos encantados de leerle si vuelve, nunca hemos dejado de estarlo.
Un abrazo muy fuerte de mi parte.
Javier Das.

5 comentarios:

ada dijo...

Casualmente yo hoy me he escrito con él y ya me había contado un poco todo este tema...acabo de comprobar que sus blogs ya no existen...siento muchísimo todo esto. Una pena. Sus blogs eran geniales (como él).

Él y yo sabemos muy bien qué se cuece entre la rueda literaria...pero he aprendido a mantenerme alejada de ciertos círculos y, poco a poco, voy comprobando que no todos los poetas ni todos los escritores son unos chupaculos o tiranos hipócritas. A ellos les dediqué mis poemas escatológicos y espero no tener que volver a escribir versos así nunca más.

David: Un beso grande como tu alma!

ada.

kebrantaversos dijo...

das, son todos unos hijosn de puta
kebran
(muy, muy jodido)

Gsus Bonilla dijo...

no entiendo nada ¿?
:(

Anónimo dijo...

Un poeta de verdad no puede hundirse por tener unos cuantos detractores, ni se les puede llamar a éstos hijos de puta por no gustarles la labor de un escritor en concreto.

Estáis quedando a la altura del betún y a él también lo dejáis ahí.

Y eso que a mí me gusta más o menos lo que hace éste.

Pero todos tenemos tragedias. No sólo recibe palos éste poeta, si es que recibe palos, que no sé.

Jose Carlos Darlas dijo...

Para no dar la razón a vuestros enemigos debeis seguir vuestro camino, siempre que éste sea verdadero, sincero.