domingo, diciembre 21, 2008

Gracias, y mil veces gracias


La primera vez que oi hablar de Jab fue a través del Kebran. "Métete en el blog de José Ángel Barrueco, ha hecho una crítica de tu libro". Yo, por entonces, no le conocía. Jab hacía una crítica que me emocionó, lo elogiaba, hablaba muy bien de él. Después de eso ha subido varios poemas míos y ahora, unas fotos de mi flickr que ni yo mismo había potenciado en el blog. Jab es un tío cojonudo, sólo puedo decir eso, una persona con la que puedo hablar durante horas y nunca me canso, y un poeta como la copa de un pino, pues sus poemas son de los que me gustan, de los que te muerden.
La verdad que si algo me ha dado la poesía es esto, conocer gente que merece muchísimo la pena y que no sé cómo no estaban antes, porque son necesarios.

Jab, tío, muchas gracias. No te debo una, te debo muchas.

3 comentarios:

ada dijo...

Sí, un gran tipo el Jab :) Y sí también: lo bueno de todos estos espacios es encontrar gente así, como tú, como Jab... :)

Trovador errante dijo...

Te acabo de descubrir, a través de las afinidades selectivas, callado (ahora no tanto) y de puntillas.

Te leeré con más merecimiento y calma, me pareciste un muy buen hallazgo de mañana de lunes.

Un abrazo compañero

Rosario Troncoso dijo...

Me encanta tu blog, y tu modo de escribir. Enhorabuena.
Besos.
Charo.