lunes, abril 13, 2009

Un poema de Elia Maqueda


Eli Maqueda es un encanto, y punto. Y creo que la gente que la conoce estará de acuerdo conmigo. Hace ya tiempo que nos intercambiamos los poemarios y aún no había subido anda suyo al blog. Hoy, estaba releyendo algunos de sus poemas y de entre varios que tenía en mente para subir, me quedo con este. Y es que me siento más que identificado con él.

Elia, muy grande, muy muy grande.


Ansiolítico


Tienes la boca llena
de "tequieros" atragantados
las plantas de los pies
plagadas de cristales rotos
el estómago destrozado
por el puto trankimazin.

¿Y todavía me pides que no intente salvarte?


*Recortables. Anidia Editores. 2008.

Y como no sólo escribe bien, si no que canta también de puta madre, aquí este video:


3 comentarios:

trovador errante dijo...

Gracias Javi, bueno descubrir artistas y poemas que rememoran el antiguo juego tramposo de la rescatadora sin nadie que la rescate a ella.

Un abrazo y rebueno si te acercas por el Galileo acrobático.

Se que me voy a arruinar en birras, pero invito a la primera.

Anónimo dijo...

SALVAME......
Y QUIEN ME SALVA A MI.....?

Maga dijo...

Tú sí que eres grande, pequeño (valga por esta vez la paradoja).

Ganas de verse.