domingo, agosto 23, 2009

...algo nuevo...


Lo peor
que te puede pasar
el día que te mudas,
que cambias de ciudad,
que estás nervioso,
a punto de llorar

es que algo provoque
que tus nervios estallen.

Y eso se consigue cuando,
tras bajar todos tus bultos
y haber cargado las primeras cajas en el coche,
te das cuenta
de que la llave del portal
está en tu apartamento,
en el salón,
en la mesa,
junto con el resto de llaves,
las dejaste ahí
para el nuevo inquilino.

Son las 7 de la mañana,
estás en la calle,
solo,
y una puerta te separa
del resto de tus cosas.

Y tras solventar el problema,
-una vecina salió a los pocos minutos-
emprender el viaje
y parar a comprobar
la presión de las ruedas,
ves que dos tapacubos
te tapan las válvulas del aire
y acabas arrancando uno
de puro nervio.
Y por si fuera poco,
el hinchador de la gasolinera
no funciona bien,
no engancha en las ruedas
y tienes que parar otra vez
para volver a comprobarlas,

las habías hinchado
demasiado.

Cuando comienzas
un viaje así
sólo piensas en que acabarás
teniendo un accidente.

No paras de llorar,
las lagrimas literalmente
no te dejan ver bien la carretera
y, curiosamente,
la persona a la que llamas para calmarte,
la persona que te habla,
te consuela,
te dice que no llores,

la persona
que se preocupa por ti,

es tu ex pareja,
con la que has pasado dos años,
con la que has vivido hasta hace dos días,
la que se fue dos días antes que tú,
sin la que,
ahora,
tienes que plantearte
empezar
de nuevo.






P.D: sé que he estado mucho tiempo con el blog casi completamente abandonado, pero es que he necesitado un tiempo desconectado de todo lo relativo con la poesía. Este año ha sido muy bueno y ha habido muchos proyectos y cosas para hacer. Pero al mismo tiempo me noté muy cansado al principio de verano y me dediqué a otras cosas. Ahora poco a poco volveré, al menos noto que vuelvo a tener cosas que quiero contar.

8 comentarios:

Javier Belinchón dijo...

pues de momento vuelves bastante bien.

Abrazos.

Angel dijo...

me alegro javi, un abrazo por tu retorno y ánimo a seguir escribiendo retornos tan interesantes como éste.

Jose Zúñiga dijo...

Feliz retorno, sí señor. Entiendo lo del cansancio, hay que ventilarse de vez en cuando.
Un abrazo

Víctor Sierra dijo...

Te entiendo perfectamente. Y la vuelta, apoteósica.
Un abrazo, compañero.

Javier Das dijo...

Muchas gracias a todos por las respuestas.
Así da gusto volver!

insomne dijo...

PUES ENTONCES BIENVENIDO NUEVAMENTE!
BASADO EN UNA HISTORIA O SOLO FICCION????

Javier Das dijo...

La historia es real, te lo digo yo que la protagonicé, jeje.

Amanda dijo...

Un regalito despues de tiempo sin leer nada nuevo. Muchas gracias. Espero que te hayas podido airear.
Un abrazote!!