lunes, noviembre 22, 2010

En el Montcabrer

Menudo viento y frío que hacía. En la cima, detrás nuestra, para ponerme de pie me tuve que sujetar a un poste que hay, ya que el viento era capaz de tirarme, y la altura era como para hacerse mucho daño.

3 comentarios:

José Carlos Darlas dijo...

Ole ahí esos montañeros buenos!

Voltios dijo...

vaya gorrico amigo das, un abrazo.

choche dijo...

mira que te lo tengo dicho, que hay que comer más, jajajajaja. Me alegro de verte con ese pedazo de sonrisa hermanito.
Fuerte abrazo