miércoles, septiembre 19, 2007


Subo el borrador de un poema que escribí ayer en una cafetería mientras me tomaba una cerveza.



Te puedo contar las reglas,
los secretos,
qué hacer en cada momento.
Puedo no ocultarte nada,
dejar en tus manos todo
lo que con el tiempo
he aprendido.
Pero lo malo
es que, si lo hago,
si me decido a ello
y sales fuera a probarlo,
te darás cuenta, como yo,
que al final
todo es una gran mentira.
Y lo peor
es que, aún así,
ellos la creen
y la aceptan en sus vidas.

3 comentarios:

Cvalda dijo...

Todo es una gran mentira. Todos debemos creernsola y ser felices falsamente. El dolor radica en la percepción de esa mentira, de la falsedad de lo que nos rodea.

¿Qué nos queda pues?

kebrantaversos dijo...

tu si que escribes bien
ya quisiera yo escribir tan sólo uan de tus líneas.
yo, trovador de contenedor que cantasen LOS MAREA, los mas grandes.
UN ABRAZOTE. CUANDO RECIBAS EL CREATURA AVISAS Y ME PONES COMENTARIO.

Hugo dijo...

Ay Jules, te echo mucho de menos, a ver si vuelves y nos vamos a vivir por ahi y a pinatr cuadros desnudos al retiro. Sigues siendo mi escritor favorito :)

Un abrazo