jueves, noviembre 29, 2007

Nuevo poema



Actualizo hoy con un poema nuevo, escrito hace unos días. Llevaba ya un tiempo sin subir nada ío y bueno, hoy me apetecía. Aquí lo tenéis, disfrutadlo.



FRENTE A UNA FOTO EN BLANCO Y NEGRO

Es la entrada al zoo
de Madrid,
donde te hacen la foto recuerdo
para que luego compres y te lleves a casa.

Debía ser el año 82 ó 83,
ya que no aparento tener
más de 2 ó 3 años.
Con mis padres y mi hermana,
hacíamos algo tan común
como hacen cientos de familias
cada fin de semana.

Pero lo especial de la foto,
por lo que elijo ésta y no otra,
es porque mi padre
me lleva de la mano.

Recuerdo imágenes
de la mano de mi madre,
de mi abuela,
mi abuelo,
incluso de mi hermana,
pero no recuerdo
ninguna agarrado a la
de mi padre.

Así que por eso
clavo mi mirada
y lo conservo como un documento
único,
como una prueba,
un recuerdo
de un momento
que no puedo repetir
y no porque sea demasiado mayor.

Algo tan común
y sin aparente importancia
que alguien dejó
inmortalizado en una foto
en blanco y negro,
y que gracias a dios
mis padres
decidieron comprar.

6 comentarios:

kebrantaversos dijo...

nunca he hecho un poema a mis padres
no me salen.
creo que lo merecen y donde estén lo estarán esperando.
pero no salen.
un abrazo
el kebran

Creatura dijo...

Conozco a más de uno con una foto como la que pones.

¡Mis padres son tantos que a ver de quien hablo!

Desde aquí te invito a que te pases por el blog de creatura de vez en cuando y comentes algo si te apetece. Un saludo

Ester G. C dijo...

mentiría si dijera que es la primera vez que me paso por aquí o que tengo algo que dicirte.

pero a veces...

y luego se me confunden los turnos.

el caso es que, javier o javi o como fuera que te llamaba tu padre aquél día en aquél zoo, es un placer encontrar a gente como tú, en sitios como estos...

aunque a veces todo se reduzca a un simple recuerdo

en blanco y negro. cómo no.

Lola García dijo...

Dí que si Ester G., que lugares como estos, momentos como los de una tarde en familia en el zoo y su recuerdo son los que nos dan la vida.

Y también estoy de acuerdo con Kebrantaversos, a mi tampoco me salen poemas a mis padres, tampoco lo he intentado, quizá no sea tan difícil.

Besos.

amoremachine dijo...

cuando el gran kebran
me habla de vos, no le falta razón.

para mí va ser un orgullo
compartir micro y poemas
con una persona como tú.

grande.


gsus.

Viktor Gómez dijo...

La mano que no recuerdas, lo invisible, asi es como caminamos tantas veces, como caminarán nuestros hijos, como camina la humanidad.

Una gozada poder ver en tu experiencia y en tus versos la potencia de los lazos, que son manos, que es calor generoso, impagable, muchas veces ni advertido hasta que la helada frialdad del tiempo nos devuelve la escena, nos enfrenta a lo que somos desde lo que fuímos.

Y somos en parte, y no irrelevante, bastante de lo que nos dieron los que nos llevaban de la mano.

Un abrazote,

Tu Viktor