viernes, febrero 29, 2008

En las tierras de Goliat

Os dejo con la portada del próximo libro de David González.


Viktor Gómez, el otro día, en Illescas, djio que la poesía tiene que tener el poder de cambiarnos, de cambiar las cosas. Llevo varios días dándole vueltas a esa frase (por una parte tantas veces escuchada pero por el modo en que lo dijo me impactó) y bueno, ojalá más gente leyese cierta poesía, yo creo que algunas cosas sí que cambiarían. Los libros de David González tienen esa facultad, poemas que te golpean, que te descolocan y que tienes que pensar en cómo mantener ese equilibrio. Probablemente mucha gente me diga que exagero, pero sólo sé que un día encontré unos cuantos poemas por internet y que puedo asegurar que me tuve que parar dos veces a leerlos y reflexionarlos. Estoy seguro que este nuevo libro será aún mejor que los anteriores, y yo estaré ahí para repetirlo.

2 comentarios:

Pau Llanes dijo...

Todo aquello que tiene la facultad y virtud de cambiar el valor de las cosas empieza por A: Alquimia, Arte, Amor... La poesía no... salvo que se sustantive como Arte, Amorosa o Alquímica... jajaja... La poesía es un adjetivo de la palabra, amigo... Amigo empieaa por A, qué casualidad... saludos... pau

Lluís PM dijo...

y todos estaremos ahí.

Abrazo.

Ll.